miércoles, 9 de diciembre de 2009

La dignidad de los catalanes

(Carta abierta al honorable Sr. Montilla)


Muy Honorable Señor:


Hace algun tiempo cuando Vd. solo era aspirante a presidir el gobierno autonómico de los catalanes, en el transcurso de una reunión, en la que participabamos los dos le predije que si quería podría llegar a convertirse en el "mirlo blanco" (recordará que su "escudero" Joan Ferrán le advirtió "ya te ha llamado pájaro") de los ciudadanos que no aceptabamos la imposición del totalitario modelo civico del catalanismo. O por el contrario convertirse en el lider del modelo de "estomago agradecido" tan querido por el nacionalismo para contraponer a quienes mantenemos nuestra dignidad personal y cívica al margen y a pesar de otras consideraciones. Desgraciadamente optó por el modelo de "nouvingut" o "nuevo catalán".


Ahora ya de presidente, el pájaro ya no es un mirlo sino que ha optado por ser una rapaz que solo piensa en su alimentación, olvidando incluso a su propio nido. Olvida a su propio nido cuando exclama por dudosas dignidades violentadas o se reviste el mismo de oropeles y dignidades impostadas: su principal dignidad como institución del estado español consiste en defender el interés general y común de todos los españoles.


Todo lo demás es violentar el pacto constitucional tratando de convertirse en "virrey" y confirmando la teoría que asegura que los gobernantes catalanes son los únicos de una metropoli que quieren independizarse de sus colonias. Todo con el objetivo de despistar a la población de sus verdaderas preocupaciones y necesidades.


Una sociedad digna debe esforzarse en procurar que sus ciudadanos vivan dignamente en su espacio naturaly ello no es posible sin trabajo, sin vivienda, sin educación o sin sanidad eficaz y eficiente. La dignidad civica de los afectados (la personal no depende de los gobernantes) se resiente y los convierte en objetos de abuso y de explotación degradante. La capacidad de evitar al máximo estas deficiencias, es lo que determina realmente si un gobernante es digno de serlo o solo "ocupa" un cargo.

Sr. Montilla: La clave de la desafección política de los catalanes hacia sus gobernantes autonómicos y centrales, está justamente ahí, en haber llevado a la comunidad catalana a sus cotas más altas de paro, precariedad laboral o carestía de la vivienda.

¿Vd. cree que siendo nuestra comunidad la que más ha incrementado el número de parados en los dos últimos años (ascenso del 164 %) no es legitimo que exista desafección?.

Cataluña es donde más dificultades burocráticas encuentran los empresarios para instalarse; donde el nivel de endeudamiento del gobierno, menos permite incentivar a los emprendedores; donde no acuden los más capaces y mejores por las dificultades lingüisticas y de educación que se encuentran para ellos y sus familias; donde el nivel de corrupción pública reconocida pasa del 3 % pues de la privada las estadisticas son más raras.

¿Vd. cree que estamos en condiciones de perder el tiempo en "dignidades nacionales supuestamente violentadas o agraviadas? No, Sr. Montilla, si no hace los deberes encomendados la desafección alcanzará a su tripartito de "izquierda Visa Oro" y centro derecha separatista (ERC), y a la derecha conservadora de CiU, "convenida"y nacionalista, lo que no vendría mal a la alternativa que representa UPyD pero que es muy perjudicial para el bien común de los catalanes y por tanto para el resto de la nación. A la derecha despistada del PP no le afectan estos temas. Pongase a trabajar y deje de llorar mirando solo a las elecciones próximas. Por el bien de todos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario