miércoles, 10 de febrero de 2010

PACTOS DE ESTADO


Que España tiene un mal gobierno y peor oposición hace tiempo que los ciudadanos lo saben. Lo que no queda tan claro es en las CC.AA.en donde la ciudadanía no sabe hasta donde alcanzan las competencias de sus gobiernos y hasta donde las del gobierno de España.

Es curioso como después de haberse repartido los presupuestos del Estado y de haber laminado las competencias del gobierno central, ahora ante la crisis económica salen todos los responsables a reclamar "pactos de estado" a los partidos nacionales y no lo hacen en sus propias comunidades y competencias.

En Cataluña, vemos como los que chantajean al gobierno ante el simulacro de pacto de estado para la educación con retirarles su apoyo si se incluye la regulación del español en toda la nación (Durán Lleida)o han estimulado normas como el nuevo Estatuto, ahora reclaman pactos de estado ante la crisis económica.

Caixa Sabadell, el BBVA,el Instituto de Empresa Familiar, Miquel Roca, Artur Más. UAGA, las Camaras de Comercio, Gomez Navarro entre otros piden un pacto de estado para resolver la crisis económica, sin querer reconocer que entre PSOE y PP los únicos pactos de estado posibles son los de "stato quo" por exigencias electoralistas y políticamente correctas.

La parálisis de las dos grandes fuerzas nacionales es extensiva a las grandes fuerzas nacionalistas de las CC.AA. en donde lo importante para ellas es el control y reparto del "poder regional", como si no tubiesen competencias ni responsabilidades ante sus ciudadanos.

Por eso es urgente una regeneración democrática profunda y una renovación de las organizaciones políticas aun más honda.