viernes, 27 de enero de 2012

ELECCIONES UPYD CATALUÑA


La Voz de Barcelona pública hoy un articulo sobre la convocatoria de UPyD para nombrar una Coordinadora Territorial en sustitución de la "Gestora" impuesta por Rosa Diez y Carlos Martinez en sustitución de la presidida por Mari Cruz Hernández, elegida por el 72% de los militantes pero no del agrado de RD y CM cuando decidió defender su elección y no ceder a la presión para que fuese Oscar Bautista y el "correveydile" Ramón de Veciana http://www.vozbcn.com/2012/01/27/100531/upyd-elecciones-en-catalunya/ .

Como podéis comprobar el texto no está firmado pero si contiene una serie de afirmaciones que por manipuladoras de la realidad pasada en torno a UPyD me han empujado a contestar mediante un comentario al texto en la propia Voz de Barcelona. Dicho comentario es el siguiente:

"Angel Hernandez Guardia - Viernes, 27 de enero de 2012 a las 15:17

Es difícil responder a una información/opinión sin conocer quien la firma y por tanto las tendencias que subyacen en sus palabras.De cualquier manera intentaré aclarar algunas de las afirmaciones que me parecen no acertadas o tendenciosamente desacertadas.
En primer lugar, llamar elecciones a lo que se viene haciendo a nivel interno en UPyD, en Cataluña o a nivel nacional es desinformación o tendencioso, puesto que UPyD desde su primer y único congreso está regido por un sistema de lo que en ciencia política se llamaría centralismo democrático de corte leninista que no garantiza ni la libre elección ni la autonomía política de los órganos electos, como se ha podido comprobar tanto en la elección del Consejo Político Nacional, como en la destitución del primer Consejo Territorial de Cataluña electo por sus pocos afiliados.
Lo del centralismo democrático leninista no es exclusivo de UPyD, sino que es común a todos los partidos con representación parlamentaria incluidos por supuesto los más conservadores.
Por descontado afirmar que la elección es para “el órgano que debe ¿regir? la organización en esta circunscripción en los próximos años es o tendencioso o no conocer las normas, el funcionamiento y la historia de UPyD nacional y regional. Rosa Diez se ufana en su discurso de que no hay “sucursales” o “franquicias” en UPyD y que sus consejos territoriales son meros “gestores” de la política decidida por los órganos de dirección nacional a pesar de que presenten candidaturas a parlamentos regionales con dinámicas políticas propias.
La afirmación de que Ciudadanos recibe los votos de UPyD a nivel regional y en las generales al revés, tampoco es correcta; eso es lo que afirman los partidarios de que UPyD elimine a Ciudadanos como partido y así imponer su organización en Cataluña sin tener que soportar la confrontación democrática con una militancia ya organizada y potente como para no permitir cacicadas o manipulaciones antidemocráticas en el proceso. Eso es lo que pretende Rosa Diez y Carlos Martinez Gorriarán y por eso rechazan cualquier intento de unificación democrática con Ciudadanos. Cuando RD ha necesitado coaligarse con un partido regionalista como Foro Asturias para conseguir grupo parlamentario no ha hecho ascos de ningún tipo ni ha respetado su discurso anterior.
No es cierta la afirmación de “cambios constantes de coordinador” en Cataluña. Desde la fundación de UPyD hasta hoy solo ha habido dos coordinadores: el que esto suscribe hasta la celebración del primer congreso y las elecciones consecuentes después del congreso en que fue elegida Mari Cruz Hernández con el equipo apoyado por Antonio Robles, hasta la destitución de esta coordinadora y la imposición de una gestora nombrada y designada por la dirección nacional.
Para no alargar el comentario, solo indicar que UPyD ya rechazó por enésima vez la “unión” con C`s y que C`s ya descartó también dicha posibilidad reafirmando su compromiso para ampliar su representación y concurrir en el ámbito nacional y en las elecciones generales por lo que si UPyD no rectifica sus practicas y discursos, es difícil que dicha unificación se produzca. De momento lo que queda a UPyD es nombrar su nuevo consejo territorial y trabajar para ganarse su espacio militante y de discurso en Cataluña. Aunque la verdad mi experiencia me dice que eso nunca le ha importado de verdad a un partido caudillista, elitista y de formación potencialmente madrileña."

Ya está bien de que por el silencio o la desidia de quienes conocemos a la perfección las alcantarillas del poder político, dejemos vía libre a impostores y discursos grandilocuentes para que engañen a los electores, en lo que es su exclusivo objetivo: medrar en el poder y satisfacer sus imponentes egos.